010203

Mujeres, fuego y objetos peligrosos

Jueves, 09 Enero 2014 21:08 Escrito por Carla Rippey
 
Hace poco leí que en la lengua -ya en vías de extinción- de un grupo aborigen de Australia, uno de sus varios géneros consiste de mujeres, fuego y objetos peligrosos. Me llamó la atención porque lo integrado a este género coincide con temática que he explorado en mi producción: las mujeres son un constante en mis imágenes, y aunque lo más común es que se vean vulneradas, en contadas ocasiones han aparecido blandiendo objetos peligrosos- notablemente una mujer-niña semidesnuda con látigo y botas que dibujé a los cinco años, y otra mujer en traje de baño disparando al Guernica que hice a los treinta, para la consternación de ciertos amantes de Picasso. Y llevo muchos años coleccionando imágenes de volcanes y de inmolaciones (siendo éstas o auto infligidas o por linchamientos), además de escenas que involucran a personas con fuego (jóvenes palestinos con bombas molotov, por ejemplo). Fue justo cuando me enteré del idioma en cuestión que empezaba a utilizar este material coleccionado para crear unos libros de artista.
 
Entonces se me ocurrió que sería pertinente trabajar con las implicaciones de agrupar estas tres palabras potentes y hacer una investigación más sistemática de mujeres, fuego y objetos peligrosos. Siempre trabajo con imágenes de archivo, generalmente con archivos de mi propia invención, pero esta vez decidí utilizar ese gran archivo que es la red y empecé a meter en google search: images las palabras women fire o dangerous objects. Emergió un material muy interesante e inesperado.
 
Bajo dangerous objects encontré referencias a meteoritos, por ejemplo, y una serie de imágenes en rayos equis documentando los objetos peligrosos e insólitos hallados tanto en cuerpos humanos como animales. Entre los casos de mujeres, destaca el de una joven china que padecía de dolor crónico, en cuyo cuerpo se encontraron más de 20 agujas que al parecer sus abuelos le clavaron en su infancia, deseosos de su muerte para abrir el paso al futuro nacimiento de un nieto varón. También empecé a pedir a amigos y parientes sugerencias sobre posibles objetos peligrosos y buscar imágenes de lo sugerido en internet.
 
En cuanto a mujeres y fuego, encontré evidencia tras evidencia de una práctica en la India de aprovechar las fogatas abiertas de las cocinas tradicionales para quemar a las nueras o esposas indeseables (para luego buscar una dote mejor). Entre los que se inmolan, de los cuales tengo en mi colección tanto hombres como mujeres, había casos sonados de monjes que se quemaban por razones políticas, pero lo que más me sorprendió fueron aquellos que recurrieron a esta drástica medida después de que les fuese negado el permiso para abrir un negocio o por enfrentar un desalojo. En las pláticas resultantes a la pregunta “¿y qué estás preparando?” y mi subsecuente respuesta, salieron otras posibilidades, como la auto combustión, de la cual por coincidencia acabo de encontrar un caso en el libro Bleak House de Charles Dickens, que estoy escuchando (sí, audio) como parte de mis estrategias para no aburrirme mientras trabajo.
Hasta ahora iba trabajando con información muy limitada en cuanto a la fuente del concepto de mujeres, fuego y objetos peligrosos. Pero luego recibí en mi blog, donde había platicado algo de mi proyecto, un comentario sobre el lingüista George Lakoff , que publicó en los años ochenta un libro titulado Women, Fire and Dangerous Things, al parecer relacionado con ese idioma aborigen. Busqué el libro (en la red por supuesto) y encontré en su prefacio (cortesía de Amazon) que efectivamente se trataba del mismo idioma, que se llama el Dyirbal. Según otro sitio, al hablar en este idioma, cada nombre se precede con uno de cuatro clasificadores: Bayi, Balan, Balam, o Bala. Balan incluye mujeres y fuego y además, cierto tipo de armas como lanzas, el sol y las estrellas, animales insólitos como el platypus, ciertos insectos como los alacranes y las luciérnagas, algunas serpientes, perros, casi todas las aves y el agua. Analizado por R.M.W. Dixon, las categorías se pueden simplificar así: Bayi se aplica a hombres y la mayor parte de los animales, Balan a mujeres, agua, fuego y pelea, Balam a la comida que no sea carne y Bala, a todo lo no incluido en otras clases.
 
Los lingüistas se han fijado en el Dyirbal para el estudio de categorías, especialmente categorías culturales. A mí me interesan sus categorías por lo que puedan sugerir y las imágenes que pueda inventar a partir de ellas. Pretendo hacer con las imágenes y conceptos encontrados lo que suelo hacer con el material que trabajo: alterar, combinar y re contextualizar, en el intento de crear imágenes que ofrezcan algo que las palabras no abarcan.

México DF, abril 2010
Visto 1463 veces Modificado por última vez en Viernes, 07 Febrero 2014 13:25