12

Edith Medina

Lunes, 26 Mayo 2014 10:07 Escrito por Josefína Alcazar
 
El performance fue el detonador que le permitió a Edith Medina (México, 1979) extraer sus temores, inquietudes y malestares, y lograr exaltar todo lo que es como mujer.  Creció con muñecas, barbies y pasarelas, con la idea obsesiva de querer ser perfecta y cercana al estereotipo de mujer bella.
 
La curiosidad de conocer sobre las nuevas artes la llevó a inscribirse a un taller de performance. Había visto y escuchado cosas sobre la disciplina, le atraía porque transgredía parámetros y límites, y por el acercamiento íntimo y directo con el cuerpo.
 
El performance le permite desarrollar una creatividad libre, usar diversas herramientas para poder decir lo que le molesta, expresar abiertamente y sin miramientos que tuvo trastornos alimenticios por alcanzar el estereotipo de mujer bella.  En 2004 hizo un performance en la estación del metro Chabacano, que tituló Slim Aeróbicos: 30 minutos cambiarán tu vida.  Esta acción era una sesión de aeróbicos que vendía la ilusión de bajar de peso en 30 minutos. Edith hacía diversas dinámicas y aparatos, mientras se escuchaba un audio expresiones tales como: ‘mi cuerpo me desagrada’, ‘no puedo bajar de peso’, ‘estoy gorda’. De esta forma Edith hacía una crítica a la saturación de publicidad que te promete, en un lapso de tiempo bastante corto y fantasioso, bajar de peso.
 
Edith estudió la carrera de Relaciones Internacionales en la UNAM, y en el año 2000, inició su carrera artística. Su trabajo se ha orientado al campo de la relación del ser humano con las máquinas. Ha dirigido su investigación, básicamente, al contexto social de las tecnologías en América Latina.
 
A partir del 2004 ha trabajado en el campo de la investigación y docencia de la relación Arte – Ciencia -Tecnología, especializándose en el área de Bioarte, impartiendo diversos cursos y coordinando investigaciones sobre cuerpo y ciencia.
 
Edith considera que la magia del performance radica en que es una forma alterna de comunicación y de llegar al subconsciente colectivo, que permite exponer lo que piensas, ya sea de uno misma o de cualquier otro tema.
 
Edith tiene claro que el performance es su vida y que tiene un serio compromiso con el arte acción. Es Internacionalista de carrera, investigadora por convicción y accionista por profesión.
 
Fuente: Serie documental de Performance Mujeres en Acción, Josefina Alcázar (compiladora), 2006.
Visto 970 veces Modificado por última vez en Lunes, 02 Junio 2014 13:46