010203

Pintora de luz

Sábado, 24 Mayo 2014 18:09 Escrito por Eduardo Espinosa Campos

A Lucinda Urrusti poco le interesa fechar sus obras. Una podrá encontrar una forma casual, anotados algunos años. Sus temas son perfectamente identificables desde sus primeras obras hasta las últimas: retratos, desnudos femeninos, bodegones y naturalezas muertas, animales y, de manera excepcional, paisajes. Los mismos temas, sí; pero diferentes aproximaciones, diferentes maneras de representar. Cada conjunto de temas refleja procesos, etapas, nuevas miradas, nuevas formas de percepción. La renovación constante del lenguaje pictórico y de la línea.

El ingreso de Lucinda Urrusti en el ámbito artístico coincide con la creciente presencia de una generación que comenzaba a abrirse camino en un ambiente durante años dominado por el arte nacionalista y de caracter social. Desde su primera exposición individual motivó los más elogios comentarios de la crítica. Llama la atención que se ocuparan de su obra tanto críticos identificados con el arte de mensaje como los que impulsaban las corrientes de caracter internacionalista.

Margarita Nelken, Antonio Rodríguez y Ceferino Palencia, entre otros críticos, destacaron características en su obra como el intimismo, el canta y la luz, así como la emoción respectivamente. Su segunda exposición individual, en 1959, logró despertar nuevos comentarios de críticos como Enrique F. Gual, P. Fernández Márquez y Juan Gracía Ponce. Para F. Gual su obra le pareció más reveladora, madura y con mayor riesgo. Fernández Márquez la definió como "pequeños poemas plásticos de gran belleza", y no dudó en considerar a Lucinda como "uno de los valores más brillantes de la pléyade de jóvenes pintores mexicanos". Su opinión estaba a tono con la de C. Palencia que la veía como "iniciadora de un estilo con singularidades específicas".

Por su parte García Ponce, si bien definía su obra como de "avance" hacia la verdadera pintura, no dejó de señalarle la falta de mayor vigor en su expresión que, en su opinión, se reflejaba en cierta timidez e inseguridad. El historiador Justino Fernández la consideró al lado de Isabel Villaseñor, María Izquierdo, Cordelio Urueta, Lola Cueto, Celia Calderón, Marysole Wörner Baz, Olga Costa Y Frida Kahlo, como un grupo de mujeres "de distinta trayectoria" en el campo artístico.

Visto 1732 veces Modificado por última vez en Viernes, 06 Junio 2014 14:03