123

El cuerpo humano

Viernes, 17 Enero 2014 11:45 Escrito por Carmen Lang
 
El acto artístico debe incomodar, perturbar e intranquilizar lo suficiente como para obligar al perceptor a abrazar lo desconocido. (…) Permitir al público la perplejidad y la incertidumbre. Eduardo Andión, La mediación estética y la pedagogía de lo universal. El arte contra la comunicación. 2010.
 
Mi trabajo está inspirado en el cuerpo humano; lo veo como una presencia manifiesta en la vida de los mundos interior y exterior en que vivimos. Conciente de lo moral y lo espiritual, de que se tiene una infraestructura motriz y una de sensaciones. El cuerpo es la vida física e incluye y comporta la personalidad con toda su dinámica y complejidad.
 
Hablo del cuerpo en acción, el que cuando está en movimiento compromete efectos eróticos. La práctica de juegos en pareja, en equipo o a solas, son propicios para motivar el placer físico y en particular, el sexual. Estos cuerpos son el instrumento para la realización de este impulso, es ahí donde se relacionan el cuerpo físico, su carácter sexual y la conciencia del individuo.
 
Esta visión está influenciada por la cámara lenta, el cuerpo en movimiento es sensual para la mirada cuando esta tiene tiempo de observar y detenerse en los detalles. La piel es una parte importante del cuerpo, porque lo cubre totalmente de terminales nerviosas que hacen que las sensaciones que recoge se transmitan de un extremo a otro de su territorio, llegando a lugares donde la concentración sensorial es tan grande que provoca que el deseo de dejarse llevar se convierta en una resolución.
 
Los cuerpos que modelo están hechos para que parezcan reales. Para representar a la piel, elijo los esmaltes que menos se parecen a la apariencia de la piel humana. El vidrio y los minerales fundidos dan al acabado de las piezas una apariencia dura y fría, pero hacen que la piel de estos personajes quede a la vista, con todos sus detalles.
Visto 2009 veces Modificado por última vez en Viernes, 17 Enero 2014 11:54