010203

El tiempo como narrador

Thursday, 19 December 2013 13:01 Written by Etienne Bolze

¿Alguna vez estudió con la mirada un mueble antiguo? ¿Se preguntó cuánto tiempo ha estado ahí sin movimiento? Es posible que también haya empezado a pensar en la vida del objeto. ¿Quién lo había utilizado, quién se había deshecho de él? ¿Alguna vez se detuvo para mirar a un niño recién nacido? ¿Le hizo pensar en el paso del tiempo?¿Le vinieron a la mente recuerdos de su infancia?
¿Será cierto que el tiempo pasa tan rápido?
Algunos dicen que el tiempo es como el agua, adaptable, en constante fluir, tranquilo, pero aún capaz de hacer cosas poderosas. ¿Alguna vez ha tratado de captar el agua con las manos? Seguramente se le escapa a través de sus dedos en silencio, sin hacer ruido, sin embargo imparable.

Mónica Guerrero Mouret, artista mexicana, se ha propuesto capturar el tiempo por medio de la fotografía. Para visualizar la totalidad de su logro, es mejor ver la serie completa, una tras otra, contemplando y meditando cada fotografía en su momento. Así verá que el TIEMPO cobra un sentido nuevo y más completo. Mónica, en cada fotografía, analiza las diferentes posibilidades y las relaciones que el hombre ha dado al Tiempo, pero sobre todo cómo el hombre lo ha observado. Más aún, un sentimiento generalizado de temor melancólico sobre el paso del tiempo se percibe en estas fotografías del paisaje mexicano. Un paisaje marcado por el paso del tiempo, su población que ha sufrido la pobreza, el dominio español, las crisis culturales y ahora los estragos de la guerra del tráfico de drogas.

Al observar sus cuadros, muchas preguntas vinieron a mi mente. ¿Cuántas millas recorrieron estos zapatos? ¿Cuánto tiempo ha babeado el caracol en este camino, y cuánto más le queda todavía por recorrer? ¿Cómo estas dos personas de diferentes generaciones están pasando juntos el tiempo, están compartiendo recuerdos, hablándose de historias actuales o de sus propios futuros? En verdad, estas fotografías me hicieron pensar en mí mismo, en cómo estoy colocándome en el tiempo, y cómo los demás habrán llevado a sus propias vidas.

Sin embargo, no es tanto por la intención de captar el tiempo, en lo que significa o lo que hace, si no que Mónica nos enseña estas imágenes como un retrato. Al igual que el retrato relata la historian de uno, esta serie presenta el Tiempo y su historia particular en diferentes escenarios. Puede ser joven, viejo, lento, rápido, solo o colectivo.

Estas imágenes van mucho más allá de ser meras fotografías de personas, animales u objetos, son historias que se cuentan. La historia de un abuelo y su nieto, la historia de un insecto que lucha por llegar, unos buitres que esperan con paciencia, un elefante que se tiene que acostumbrar a las cadenas, la sed del planeta, la historia de una ciudad energética, el relato de una acción, un movimiento.
Cada imagen tiene un antes, un ahora y un después.

Estas fotos pertenecen a la profundidad del Tiempo, rascándose para extraer su esencia. Tal vez se pregunte si es necesario, relevante o incluso útil para tratar de entender el Tiempo.

Creo que Mónica Guerrero Mouret nos enseña que el Tiempo no debe ser estudiado y examinado como lo haría un científico. Es solo poder admirarlo en toda su grandeza, compartirlo y disfrutarlo mientras pasa.
Read 2383 times